Menu Close

En muchas ocasiones, la sociedad nos empuja a considerar la soledad como una patología, como un elemento pernicioso para nuestra salud mental, y en ocasiones peude llegar a serlo y debe tratarse. Pero la soledad puede ser una buena compañía, aunque parezca paradójico, si se logra un equilibrio entre la necesaria relación con otras personas y la positiva introspección que nos proporciona.