Menu Close

La solidaridad forma parte de un proceso madurativo que arranca con fuerza en la adolescencia. Si el crecimiento personal es el adecuado, la persona adulta quiere aportar algo a los demás en un acto de responsabilidad humana.