Menu Close

La Càpsula – La xerostomía o síndrome de la boca seca

Autor:

Dr. Roberto Gómez. Odontología General y Prostodoncia. Institut Dental Pere Claver 

La xerostomía es el síntoma que define la sensación subjetiva de sequedad de la boca por mal funcionamiento de las glándulas salivales. El término xerostomía procede del griego xerós (seco) + stóma (boca) + -ia (gr.).

La xerostomía puede objetivarse cuando se detecta una disminución del flujo de saliva inferior a la mitad tanto en reposo como con estímulo. Se estima que la secreción media de saliva en reposo es de 0,2-0,4 ml/min y que la secreción de saliva estimulada es de 1 a 2 ml por minuto. La xerostomía no indica necesariamente una sequedad objetiva de la mucosa de la cavidad oral, pues el umbral de la sensación de boca seca es variable en cada persona y no todos los casos de hipofunción salival se acompañan de sequedad bucal. Por lo tanto, la hipo salivación o hiposialia no siempre es sinónimo de xerostomía.

Causas que provocan la xerostomía

Las causas más frecuentes son:

  • Fármacos: es la causa más frecuente. El número de fármacos que disminuyen el flujo salival supera los 400. Los más xerostomizantes son los antidepresivos tricíclicos, los anti parkinsonianos, las fenotiacinas y las benzodiacepinas. También los anticolinérgicos, los antihipertensivos, los antihistamínicos, los antipsicóticos y los diuréticos.
  • Consumo de marihuana
  • Enfermedades sistémicas: ciertas enfermedades reumáticas del colágeno o autoinmunes, tales como la enfermedad celíaca activa (no reconocida ni tratada), ​el síndrome de Sjögren, la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, la esclerodermia, la dermatomiositis o la enfermedad de injerto contra huésped. La diabetes mellitus produce xerostomía por un proceso de deshidratación y alteración de las glándulas salivales. La deshidratación que aparece en los estados febriles, poliuria, diarrea, hemorragias, gastritis, insuficiencia pancreática, fibrosis quística, hipertensión arterial, poli neuropatías, intervenciones quirúrgicas y en los vitaminas, como la riboflavina y el nicotínico, producen xerostomía.
  • Radioterapia de cabeza y cuello: es irreversible cuando la dosis de radiación sobrepasa los 40 G y, bilateralmente, en las glándulas salivales principales. Es un síntoma tardío universal en los pacientes sometidos a radioterapia de cabeza y cuello que incluyan las glándulas parótidas. La amifostina es un fármaco que disminuye la frecuencia de aparición de la xerostomía tras radioterapia y la radioterapia por intensidad modulada es una técnica de radioterapia conformada tridimensional, que excluye a las parótidas de la irradiación en un porcentaje de su volumen.
  • Trastornos psíquicos: sobre todo en la ansiedad y en la depresión. Cuando se toman antidepresivos o benzodiacepinas, la xerostomía se agrava.
  • Envejecimiento: se debe más a enfermedades intercurrentes y a la toma de fármacos que al propio envejecimiento, puesto que el flujo de saliva tras estimulación es similar al de pacientes jóvenes.

Recomendaciones para combatir la sequedad bucal

La dieta como tratamiento paliativo, mantener una adecuada ingesta hídrica, aumentar la frecuencia y la cantidad de volumen de líquidos, evitar alimentos secos, ásperos, picantes, ácidos, salados o a temperaturas extremas, ya que irritan la mucosa, son algunas de las principales recomendaciones ante la xerostomía.

Asimismo es muy recomendable evitar alimentos pegajosos y sustituirlos por alimentos fibrosos. Y también resulta esencial evitar productos irritantes como el café, el alcohol o el tabaco además de las bebidas energéticas. Por otro lado, el masticar bien los alimentos nos permitirá exprimirlos y extraer más cantidad de agua de ellos.

Alimentos recomendados para combatir la falta de saliva

  • Endibias: Su sabor amargo activa las glándulas salivales.
  • Queso curado: Su fuerte sabor aumenta el flujo salival y ayuda a remineralizar los dientes por su calcio, fosfatos y caseína. Y también contrarresta la acidez de la saliva. Si se comen carbohidratos que acidifican la boca, puede ser buena idea terminar la comida con queso.
  • Especias: algunas especias también son muy eficaces, como la pimienta de cayena por ejemplo. Estimula tanto las glándulas salivales como las papilas gustativas. Se puede utilizar en la preparación de sopas, pasta, guisos. Además el jengibre, el hinojo y el cardamomo se pueden tomar en infusión o masticándolas.
  • Zanahoria, apio y otros alimentos “masticables”: masticar zanahoria o apio crudos ayuda a tener más saliva en la boca. Además contienen mucha agua y mantiene la boca hidratada.
  • Cítricos… pero con precaución: El limón, la naranja, el pomelo, el kiwi y, en general, todos los cítricos estimulan la actividad de las glándulas salivales, pero acidifican la saliva lo que puede llegar a deteriorar el esmalte de los dientes favoreciendo la aparición de caries.
  • Manzana: uno de los mejores alimentos para la boca seca. Ligeramente ácida y con gran contenido de agua, estimula la actividad de las glándulas salivales e hidrata la boca. Masticar una manzana aumenta la salivación y limpia los dientes y las encías. Beber zumo de manzana también estimula la producción salival, y el vinagre de manzana se usa en muchos remedios caseros para la boca seca, como un enjuague. Además de refrescar el aliento contribuye a hidratar la boca.

Después de ingerir cítricos o manzanas es recomendable tomar un vaso de leche o enjuagar la boca con agua para equilibrar el pH de la boca.

Como ayuda para generar más saliva, entre las comidas se pueden masticar chicles sin azúcar, mantener objetos en la boca, como huesos de aceituna o granos de café, y chupar regaliz de palo. Este último no está indicado en casos de hipertensión arterial. El ácido cítrico es un potente estimulador de la secreción salival. Es posible tomar bebidas que lo contengan en forma de aditivo o añadir limón al agua.

Como la sequedad bucal reduce la capacidad de saborear y deglutir los alimentos, los platos deben ser caldosos, jugosos o ir acompañados de salsas. También es recomendable deshacer cubitos de hielo en la boca para aliviar la sensación de sequedad.

El té verde es bueno por su riqueza en flúor, contrarresta las caries y algunas soluciones preparadas con sales remineralizan los dientes.

Una correcta higiene bucal a base de enjuagues de agua con sal, con bicarbonato sódico o con infusión de jengibre alivian la sensación de sequedad, ayudan a tener la boca húmeda y generan un efecto de frescor y limpieza. El cepillado de los dientes es fundamental para reducir el riesgo de caries. Los fármacos son a día de hoy uno de los mayores responsables de la disminución de flujo de saliva. Se debe consultar con el médico si la sequedad bucal es muy molesta, para que valore la posibilidad de buscar un fármaco alternativo o recetará preparados que contrarresten el malestar.

Sustitutos salivales de la dieta y salivas artificiales

Los sustitutos salivales son sustancias que pretenden reemplazar la saliva:

  • Agua
  • Leche: Proporciona humedad y lubricación a la mucosa deshidratada, ayuda a la masticación, deglución y limpieza de restos, neutralizando los ácidos orales, reduciendo la solubilidad del esmalte y contribuyendo a la re mineralización por su contenido en calcio y fósforo.
  • Humificadores, suero fisiológico y agua de mar: Ayudan a mejorar la patología nasofaríngea, que puede aumentar la sequedad oral nocturna.
  • Salivas artificiales: Se pueden aplicar en forma de solución líquida, geles, pastillas o mediante 2 o 3 pulverizaciones durante 2 segundos.

Enlaces de interés:

T´ha semblat útil aquesta publicació?

Fes clic i puntua-la entre 1 i 5

Nota mitjana 0 / 5. Nombre de vots: 0

Cap vot fins ara, sigues el primer/a!

Si heu trobat útil aquesta publicació ...

Comparteix a les xarxes socials

Lamentem que aquesta publicació no us sigui útil!

Millorem aquesta publicació!

Explica'ns com podem millorar aquesta publicació?

Posted in La Càpsula · Articles divulgatius d'actualitat, Salut Bucodental